Creencias

Creencias

Dado que el Taoísmo nunca ha sido una religión unificada, y consistiendo de una serie de enseñanzas basadas en diferentes revelaciones, las diferentes ramas del Taoísmo ostentan distintas creencias. No obstante, existen varias de ellas que son comunes a todas las diferentes escuelas.

La teología Taoísta enfatiza varios aspectos encontrados en el Daodejing y el Zhuangzi, tales como; la naturalidad, la vitalidad, la paz, la inacción (wu-wei), la flexibilidad, la receptividad, la espontaneidad y el relativismo de las diferentes formas de vivir, de expresarse y de comportarse.

 

Decálogo de creencias Taoístas

 

Dao

El Dao, Tao o Camino es la energía que se manifiesta y gobierna todos los seres vivientes en la tierra y el universo

 

De

El De, es la expresión activa del Tao. Es un complejo concepto chino que abarca el poder, la virtud y la integridad. Es el culto activo o modo de vida activo del “Camino” o Tao

 

Wu-Wei

El Wu-wei es un concepto fundamental en el Taoísmo. La traducción literal de Wu-Wei es “sin acción” Se expresa generalmente a través de la paradoja wei-wu-wei, la “acción sin acción” o el “hacer sin esfuerzo”. El objetivo del wu-wei es la coordinación con el Tao, revelando el poder “blando” e “invisible” en todas las criaturas y seres vivos.

En los textos taoístas de la antigüedad, el wu-wei está íntimamente relacionado con el agua como elemento que ilustra la naturaleza de la cesión. El agua es blanda y débil, pero puede deshacer rocas y tallar la piedra. De esta forma, la filosofía taoísta propugna que el universo funciona dentro de una armonía que está en consonancia con su propia naturaleza y existencia. Cuando alguien intenta imponer sus deseos al “mundo” trastorna dicha armonía. No obstante, el Taoísmo no identifica al hombre como la raíz del problema, más bien defiende que el hombre debe poner su voluntad al servicio de la armonía de la naturaleza del universo.

 

Pu

La traducción literal de Pu es “el bloque no tallado” o simplicidad. Es una metáfora del estado de wu-wei y el principio del “jian”. Representa una estado pasivo de receptividad, siendo un símbolo de potencial puro y de la percepción sin prejuicios. En este estado, el taoísta cree que todo es tal y como se puede observar, sin pre concepciones ni ilusiones.

Normalmente el Pu se entiende como el esfuerzo por encontrarse uno mismo en el estado primordial del Tao. Se cree en la verdadera naturaleza de la mente, libre de las enseñanzas y experiencias, en el estado Pu no hay bien ni mal, belleza o fealdad, solo existe la experiencia pura o consciencia libre de las etiquetas y definiciones, es el estado del ser resultante de la práctica y seguimiento del wu-wei.

 

Espiritualidad. El Taoísta cree que el hombre es un “microcosmos” del universo, estando el cuerpo directamente ligado a los cinco elementos chinos (madera, fuego, tierra, metal, agua). De esta forma, los cinco órganos tienen correlación con los cinco elementos, las cinco direcciones y las cinco estaciones. El Taoísmo defiende que el hombre entenderá el mundo entendiéndose a sí mismo.

Enhanced by Zemanta

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>