Tao del Sexo – Cuando y Donde

Cuando y donde tener sexo

Hay unos momentos más propicios para la copula que otros. Una persona debería evitar copular cuando hay luna creciente o llena y en días en los que hay fuertes vientos, lluvia, niebla, calor o frio, truenos, relámpagos, oscuridad sobre la tierra y el cielo, eclipses lunares y solares, arcoíris y terremotos. La copula en estas circunstancias dañarían el espíritu del hombre y causarían la enfermedad en la mujer. Los hijos concebidos en estas circunstancias serian locos, estúpidos, o tontos (mudos, sordos, ciegos, impedidos y violentos).

También era de gran relevancia la elección del día propicio para la copula si una persona deseaba engendrar un hijo. Después de la menstruación femenina, los mejores días eran el primero, tercero y quinto día. Si en estos días el hombre eyaculase después de la medianoche, el niño sería probablemente masculino. Si se deseaba una niña, entonces el hombre debía eyacular en el segundo, cuarto o sexto día después de la desaparición de la menstruación.

Adicionalmente, también era de cierta importancia el lugar donde se llevara a cabo la copula. Se debía evitar el brillo del sol, la luna o las estrellas, el interior de los templos y sus proximidades, los pozos, y las inmediaciones de tumbas o ataúdes.

Si se siguieran estas instrucciones, el bebe a nacer sería bueno, sabio y virtuoso. Si no se tenían en cuenta, el bebe seria malvado y la familia acabaría hallando la muerte.

skyscraper los 10 horizontal banner